Cómo prevenir la bronquiolitis en bebés

miércoles 30,
NOVIEMBRE
2016
Cómo prevenir la bronquiolitis en bebés

Con la llegada del frío también llegan las epidemias de bronquiolitis, especialmente en bebés menores de 2 años. El Sistema Nacional de Salud (SNS) estima que uno de cada 25 bebés menores de un año ingresa anualmente en España debido a esta infección. Te contamos cómo prevenir la bronquiolitis en bebés, sus principales síntomas y algunos cuidados que pueden ser de ayuda.

La bronquiolitis es una infección vírica que inflama y obstruye los bronquiolos provocando dificultad para respirar. Esta enfermedad suele afectar a niños y niñas menores de 2 años, sobre todo a bebés de entre 2 y 6 meses de edad. La causa más frecuente es el Virus Respiratorio Sincitial (VRS), aunque también puede deberse al virus de la gripe, el parainfluenza o el adenovirus. Suele aparecer en los meses de frío, de noviembre a marzo.

Tienen más riesgo de padecer una bronquiolitis grave los lactantes menores de 3 meses, los prematuros y los bebés con problemas de corazón o de pulmón y con deficiencias inmunológicas. Es importante saber cómo prevenir la bronquiolitis en bebés para evitar complicaciones mayores.

Síntomas de la bronquiolitis en bebés

Los síntomas de la bronquiolitis pueden variar de un bebé a otro. Según la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría (SEUP) es habitual que la bronquiolitis en bebés se inicie con tos y mucosidad nasal y que la dificultad respiratoria aparezca tras 3 o 4 días.

Se debe acudir al pediatra lo antes posible si se observan los siguientes síntomas:

  • Dificultades en la respiración: el bebé respira cada vez más deprisa y agitado, se le marcan las costillas, mueve mucho el abdomen, se le hunde el pecho o deja de respirar durante segundos.
  • Tiene ruidos como “silbidos” en el pecho.
  • Se fatiga mucho con las tomas o casi no come.
  • Presenta un color amoratado o azulado en las uñas, la piel o los labios.
  • Vomita todo lo que toma.
  • Tiene fiebre muy alta.
  • Presenta mal estado general: adormilado, irritable...

La bronquiolitis en bebés puede durar de 7 a 10 días. Se produce una mejoría de forma gradual y lenta y algunos síntomas, como la tos, pueden durar hasta 4 semanas.

cómo prevenir la bronquiolitis en bebés

Tratamiento de la bronquiolitis en bebés

En la actualidad no existe ningún medicamento eficaz para combatir la bronquiolitis y los antibióticos no funcionan ya que está causada por un virus. La mayoría de los casos presentan síntomas leves que se pueden aliviar mediante unas medidas de soporte y unos cuidados generales que se pueden realizar en casa, como los siguientes:

  • En caso de que el bebé tenga fiebre se le puede dar un antitérmico como Paracetamol o Ibuprofeno (éste solo si es mayor de 3 meses).
  • Mantener una buena hidratación, ofreciéndole agua o leche frecuentemente y en pequeñas cantidades.
  • Hacer lavados nasales con suero fisiológico o soluciones “salinas” y aspirar las secreciones, lo que ayuda a que la nariz se mantenga despejada.
  • Elevar la cabecera de la cuna y colocar al bebé incorporado y boca arriba para que pueda respirar mejor.
  • Fraccionar las tomas, administrando una menor cantidad de alimento pero más frecuentemente.
  • Evitar ambientes con humo.
  • No administrar jarabes para la tos, mucolíticos o descongestionantes nasales ya que pueden ser perjudiciales. 

Como nos comenta el Dr. Sergio Negre, pediatra del Hospital Quirón de Valencia, es muy importante controlar la evolución del bebé para evitar complicaciones.

Cómo prevenir la bronquiolitis en bebés

El contagio de la bronquiolitis se produce a través de la mucosidad o la saliva de una persona infectada. Es importante conocer cómo prevenir la bronquiolitis en bebés, algunos consejos a tener en cuenta:

  • Lavarse bien las manos antes y después de coger al bebé o tocar sus cosas.
  • Evitar el contacto del bebé con niños mayores que presenten síntomas de resfriado en las épocas de bronquiolitis.
  • Evitar la exposición al humo del tabaco y los ambientes cargados.
  • La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda la lactancia materna ya que estos bebés suelen tener bronquiolitis más leves.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas