Trastornos del sueño en niños

miércoles 22,
FEBRERO
2017
Trastornos del sueño en niños

Cantar una nana, leer un cuento, dar un baño de agua caliente...los padres utilizan infinidad de trucos para conseguir que sus hijos se duerman, pero muchas veces esta tarea puede ser muy complicada. Los trastornos del sueño en niños son uno de los motivos de consulta pediátrica cada vez más frecuente. Que un niño no duerma bien afecta a su desarrollo y a su conducta, lo que puede llegar a ser un problema para toda la familia.

Según el Instituto del Sueño, entre el 25% y el 30% de las visitas al pediatra se relacionan con algún problema en el sueño. Dormir bien es primordial para el desarrollo del niño, ya que está comprobado que la hormona del crecimiento es segregada con más intensidad durante las horas de sueño. Por ello es necesario que desde bien pequeños establezcamos unas pautas para regular o, más bien, no alterar su reloj biológico y no generarle problemas en el futuro.

Es muy importante saber distinguir un problema o alteración del sueño de un trastorno. El problema o alteración puede estar motivada por unos malos hábitos que, al corregirlos, suelen dar solución normalizando el sueño. En cambio, el trastorno del sueño, a pesar de poder verse motivado también por estos, puede ir acompañado de algún problema hormonal, del sistema nervioso o tener otro origen diverso.

trastornos del sueño en niños

A continuación te contamos cuáles son los trastornos del sueño en niños incluidos en la Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño.

  • Insomnio. Cuando el niño presenta dificultad para conciliar el sueño a la hora de dormir. Según varios estudios, alrededor del 30% de los niños entre los 6 meses y los 5 años padecen insomnio. En el 5% de los casos se produce por causas médicas y en el 25% el origen es conductual. 
  • Trastornos del movimiento relacionados con el sueño. Incluyen los movimientos periódicos de las extremidades, los movimientos rítmicos y el síndrome de las piernas inquietas. 
  • Trastornos del ritmo circadiano. En este tipo de trastornos la cantidad y la calidad del sueño son normales, pero se producen en un momento incorrecto según los horarios habituales (la hora habitual en la que se inicia el sueño suele darse entre las 23:30h y las 5:15h). Es decir, el niño tiende a dormirse y despertarse más tarde.
  • Trastornos respiratorios relacionados con el sueño (TRS) que incluyen los siguientes:
    • El ronquido habitual
    • El síndrome de resistencia aumentada de la vía aérea superior
    • El síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño
    • Las hipopneas obstructivas
    • La implicación nocturna del asma
    • Otras alteraciones respiratorias crónicas 
  • Parasomnias. Son trastornos de la conducta durante el sueño. Se asocia con episodios breves o parciales de despertar, pero no suponen una interrupción importante del sueño ni una alteración del nivel de vigilia diurno. Suelen darse en las transiciones entre el sueño y la vigilia, o viceversa, o en ciertas fases del sueño. Las más frecuentes son: 
    • Sonambulismo
    • Terrores nocturnos
    • Pesadillas
  • Somnolencia diurna excesiva o hipersomnia. Es un trastorno del mecanismo del sueño. Se caracteriza por una somnolencia excesiva, constante e involuntaria. Un niño con este trastorno tiene gran dificultad para mantenerse despierto.

Que un niño no duerma lo necesario afectará en su desarrollo y provocará mayor irritabilidad. Esto a su vez podrá desencadenar estrés familiar, alteraciones escolares y problemas de desarrollo.

La prevención es la parte más importante para evitar futuros problemas. Conocer y tratar los trastornos del sueño en niños ayudará a evitar posibles trastornos del sueño en adultos.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas