¿Se puede tomar el sol embarazada?

martes 27,
JUNIO
2017
¿Se puede tomar el sol embarazada?

¿Se puede tomar el sol embarazada? Ahora que llega el verano, muchas mujeres embarazadas se hacen esta pregunta. Por ello en este post te damos algunas recomendaciones que debes tener en cuenta si tomas el sol durante el embarazo.

Con la llegada de las vacaciones y del verano, llega el momento de tomar el sol y descansar. El sol tiene múltiples beneficios, favorece la producción de vitamina D, imprescindible para tener unos huesos y dientes fuertes; fortalece el sistema inmunológico; mejora la presión arterial... Sin embargo, durante el embarazo los cambios hormonales provocan que la piel de la mujer esté mucho más sensible, por lo que se deben tomar una serie de precauciones a la hora de tomar el sol embarazada para evitar manchas y quemaduras en la piel.

Recomendaciones para tomar el sol embarazada

  • No estés mucho tiempo seguido bajo el sol. Lo ideal es no pasar más de 30 minutos al sol. Intenta estar a la sombra, por ejemplo bajo una sombrilla o utilizando ropa fresquita, y evita las horas centrales del día, entre las 12h y las 16h.
  • Utiliza crema con un factor de protección elevado. Póntela media hora antes de la exposición al sol y renuévala cada dos horas y después de bañarte.
  • Durante el embarazo hay más riesgo de que salgan manchas en la piel (cloasma gestacional o máscara del embarazo) por lo cambios hormonales y la exposición al sol, afectando especialmente al rostro. Utiliza un protector solar alto para evitar que las manchas se oscurezcan. Una gorra o un sombrero pueden ayudar a evitar este tipo de manchas en la cara.
  • También es recomendable que protejas, con un producto específico, aquellas zonas que son más propensas a la aparición de estrías durante el embarazo, como las nalgas o la barriga, ya que el sol puede afectar en mayor medida a las zonas más sensibles.
  • Durante el embarazo la temperatura corporal aumenta, por lo que hay que tener cuidado de no sufrir un golpe de calor. Para prevenirlo es conveniente que no tomes el sol en exceso y evita largos baños en agua caliente.
  • En lugar de tumbarte en la toalla a tomar el sol, puedes caminar por la orilla del agua. Estos paseos son buenos para la circulación y te vendrán bien para estar más fresquita. 
  • ¡Que no se te olvide hidratarte! Bebe agua a menudo para evitar la deshidratación y los golpes de calor.

Se puede tomar el sol embarazada siempre con moderación y siguiendo las recomendaciones anteriores. Durante las vacaciones también te puede venir bien practicar deporte para embarazadas. Ayuda tanto a la madre como al feto y puede ser bueno para relajarse y aliviar dolores.

¿Te gusta tomar el sol? ¡Que disfrutes de las vacaciones y del verano!

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas