Cuándo quitar el pañal

viernes 22,
JULIO
2016
Cuándo quitar el pañal

Uno de los grandes dilemas para los papás es elegir el momento adecuado para quitarle el pañal a su bebé. Lo cierto es que en cuanto a niños es difícil generalizar. Cada uno tiene su ritmo y no por ello es mejor ni peor, por esto hablaremos de la importancia en la comprensión por parte de los padres. Con este post queremos ayudar a aquellos papás primerizos que todavía están un poco perdidos.

Habitualmente los niños desarrollan el control de esfínteres entre los 2 años y medio y los 3 años. En ocasiones, sucederá antes; en otras ocasiones después. Lo que es importante es no generar ningún complejo en el niño, y mucho menos castigarle. Muchos papás en su afán de acelerar el proceso, utilizan como amenaza este hecho. Frases como “Si te haces pipí encima vas a ver” o “Si mojas la cama vendrá el Coco y se te llevará”, personalmente, yo saldría corriendo. No somos en realidad conscientes del estrés que le estamos generando al niño. De hecho, es precisamente el estrés por miedo a las repercusiones una de las principales causas por la que los niños se orinan encima. El miedo o temor al castigo es un enemigo si queremos quitarle el pañal a nuestros pequeños.

Ahora bien, una vez veamos que nuestro bebé ya está listo para dejar de utilizar el pañal, hay que ponerse manos a la obra. Para ello os damos 5 consejos:

1. Con paciencia, papás.

Ya lo decía Isaac Newton: “Si he hecho descubrimientos invaluables ha sido más por tener paciencia que cualquier otro talento”. Pues bien, en el caso de la paternidad lo mismo sucede. Quitar el pañal a nuestro bebé no será una tarea fácil, pero debemos ser pacientes. Hay que ser conscientes de que probablemente en esta importante etapa para nuestro bebé haya momentos de "avance-retroceso". En ningún caso le debemos transmitir nuestra frustración a nuestro pequeño. Como todo, el ensayo-error es un básico en el aprendizaje, y en este caso no va a ser diferente.

2. ¿En qué estación del año es mejor quitar el pañal?

Aunque podemos quitar el pañal a nuestro bebé en cualquier época del año, es cierto que el verano es una vez más un gran aliado. Hace más calor y esto incita a llevar menos ropa. El bebé lo asociará con algo positivo ya que se encontrará más cómodo. Por otro lado, los papás tienen más tiempo y menos preocupaciones. En vacaciones todo se ve más bonito ¡Aprovechemos este momento!

3. Comunicación con nuestro bebé.

La comunicación con nuestro bebé es un paso fundamental que muchos papás se saltan. Tienen la creencia de que al no comprender con claridad el lenguaje de los mayores, no es necesario explicarle este importante reto del que va a ser principal protagonista. Hagámosle sentir un héroe. Aquí podéis leer un artículo que trata sobre la importancia de hablar con el bebé.

4. Crear un hábito.

Es bien sabido que la creación de hábitos o rutinas son básicos a la hora de ser constantes e interiorizar algunas prácticas. Quitar el pañal no es una excepción. Al igual que nos ponemos unos horarios para practicar ejercicio, es muy importante que hagamos lo mismo cuando le queramos quitar el pañal a nuestro bebé. Para ello, sólo tenemos que fijar varios momentos del día y sentar al bebé en el orinal unos minutos. El bebé tienen que asociar este momento  con algo positivo, como dijimos anteriormente. Una idea divertida es sentarnos en el WC de forma que él haga lo mismo en su orinal. Los bebés son los mayores fans de los papás, son grandes observadores e imitadores.

5. El juego y el refuerzo positivo.

Íntimamente relacionados con la comunicación, puesto que van a ser nuestras principales herramientas para comunicarnos con el bebé y generar experiencias positivas para él. Podemos tratar de enfocar el hecho de quitar el pañal como una aventura o reto. Solo hay que ponerle un poco de imaginación. Cuanto más divertido y atractivo sea este momento para nuestro bebé, más se implicará y mejores resultados conseguiremos. Además, si premiamos al bebé cada vez que avisa cuando quiere ir al baño será una gran motivación para él. De hecho existen unas tablas o cuadros de incentivos, que son de gran ayuda. Aquí podéis encontrar algunos

Cuando nuestro bebé haga algo bien ¡Hay que hacerle sentir ganador!

bebe mano ganador

No olvidéis que lo más importante es saber que cada niño es único y lleva su propio ritmo. Desde Liip os animamos a seguir estos consejos. No dudéis en contarnos vuestras experiencias ¡Estaremos encantados de conocerlas!

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas