Monitorización de bebés

martes 25,
SEPTIEMBRE
2018
Monitorización de bebés

Hace algunos años la tecnología de monitorización dio un giro radical transformando robustos monitores limitados a un uso hospitalario o pacientes crónicos en dispositivos que cómodamente, en forma de relojes o bandas, detectaban constantes vitales. Surgieron de este modo los primeros Wearables inteligentes, que no solo nos envían datos en tiempo real sobre una o varias constantes vitales, sino que nos transmiten información sobre cuestiones que tienen que ver con nuestro organismo: el número de pasos que recorremos, los kilómetros que andamos, las escaleras que subimos, las calorías que quemamos, nuestra calidad del sueño.

La importancia que estos dispositivos tienen en la sociedad reside en la posibilidad de conocer más sobre nuestro organismo, hacer seguimiento de aspectos que conforman nuestra calidad de vida y conocernos mejor.

Esto nos permite tomar decisiones sobre hábitos de vida o controlar parámetros relacionados con nuestra salud, como es el caso de diabéticos que usan dispositivos wearables con los que conocen en todo momento sus niveles de azúcar y pueden así adelantarse a crisis que pueden sobrevenir incluso cuando están durmiendo.

Y en este sentido, la aparición de Wearables o monitores inteligentes para bebés es uno de los reclamos más repetidos entre los padres un poco por la misma razón, conocer el bienestar del bebé y adelantarse a momentos críticos.

Wearables para bebés

Saber cómo duermen, cómo crecen, si existe algo repentino que afecte a su calidad de vida, son cuestiones que preocupan a los padres y que muchas veces no tienen respuesta ante la imposibilidad del bebé de hablar y las dificultades que tienen los padres para comprender qué le sucede al bebé o si está enfermando.

Estas preocupaciones se incrementan en los padres primerizos pero sobre todo en los padres que han hecho frente a determinadas vivencias: nacimientos prematuros, bronquiolitis, convulsiones febriles, atragantamientos, fiebre, apneas… y adquiere su punto álgido ante la mayor de las preocupaciones, la muerte súbita del lactante.

La utilización de monitores inteligentes para bebés como Liip Smart Monitor, está ayudando ya a miles de familias a disfrutar con tranquilidad de su bebé y descansar por las noches.

Liip Smart Monitor utiliza tecnología sofisticada y a través de una cómoda pulsera transmite información sobre el bienestar del bebé a una aplicación en el smartphone o tablet de los padres llamada LiipCare.

Se trata de la pulsera inteligente más completa del mercado ya que detecta las constantes vitales más importantes del bebé: oxígeno en sangrepulso y temperatura. Alerta sólo en el caso de que se produzcan cambios que de persistir puedan suponer un inconveniente para la calidad de vida del bebé. Protocolos de actuación integrados en la app LiipCare indican a los padres cómo actuar frente a estos cambios.

Todo esto facilita que los padres puedan tomar decisiones sin miedo ni precipitación. Y sobre todo transmite tranquilidad y confianza ya que con Liip Smart Monitor sabes en todo momento cómo se encuentra tu pequeño.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas