El hipo en los bebés recién nacidos: causas y cómo prevenirlo

martes 22,
NOVIEMBRE
2016
El hipo en los bebés recién nacidos: causas y cómo prevenirlo

El hipo es una contracción del diafragma que produce una respiración interrumpida causando el cierre de las cuerdas vocales, lo que provoca un ruido característico. El hipo en los bebés recién nacidos es muy habitual. Según algunos estudios casi un 80% de los recién nacidos tienen hipo. Pueden experimentarlo incluso dentro del vientre de la madre y su frecuencia disminuye a medida que el bebé crece.

El hipo en bebés suele durar más tiempo que en adultos, no les provoca dolor ni molestia y es habitual que desaparezca por sí solo pasados unos minutos. En ocasiones los bebés pueden quedarse dormidos incluso antes de que el hipo se pare.

Causas del hipo en los bebés recién nacidos

El hipo en los bebés recién nacidos se produce con frecuencia debido a la inmadurez de su sistema nervioso y digestivo. Los bebés prematuros suelen tener más hipo que los nacidos a término y es habitual que los casos de hipo se reduzcan a medida que el bebé crece.

El hipo puede estar provocado:

  • Por tragar aire en el momento de la alimentación (por una mala postura durante el proceso de amamantamiento o por un chupete o tetina del biberón inadecuados).
  • Por una indigestión.
  • Por haber comido mucho y tener el estómago demasiado lleno.
  • Tras una crisis de llanto.
  • Si ha regurgitado.
  • Por los cambios de temperatura.

Cómo prevenir el hipo en los bebés recién nacidos

No hay una fórmula que permita evitar o eliminar el hipo en los bebés recién nacidos. Sin embargo os proponemos algunas ideas que pueden ayudar a prevenirlo:

  • Evita que el bebé trague aire mientras come. Para ello es conveniente darle de comer cuando está tranquilo y que no mame rápidamente.
  • Haz pausas mientras come para que pueda ir eliminando los gases y que no se acumulen.
  • Asegúrate que la tetina del biberón está siempre llena de leche y no contenga aire. 
  • Si aparece el hipo mientras come es recomendable parar hasta que desaparezca. Es conveniente cambiar al bebé de posición e intentar que elimine el aire que haya podido tragar. Para ello puedes recostarlo sobre tu hombro y darle un masaje muy suave con la mano abierta haciendo pequeños círculos en su espalda. 
  • Tras darle el pecho hay que intentar que elimine el aire manteniéndolo en una posición vertical durante unos minutos. 
  • Evita los cambios bruscos de temperatura. Para ello debes evitar las corrientes de aire y debes ponerle la ropa adecuada a la temperatura del ambiente.

Cuándo hay que acudir al pediatra en caso de hipo en los bebés recién nacidos

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) el hipo en los bebés recién nacidos no debe preocuparnos ya que es un fenómeno natural que se produce con frecuencia y no conlleva ningún riesgo para el bebé. Además no les causa dolor ni molestia.

Sin embargo hay excepciones que hay que tener en cuenta. Se recomienda acudir al pediatra si observamos alguno de los siguientes síntomas:

  • El hipo perdura más de 3 horas.
  • El bebé rechaza el alimento.
  • Provoca pérdida de peso.
  • El hipo supone una molestia para el bebé, provocando lloros, inquietud o fiebre
  • Provoca vómitos frecuentes.

El hipo en los bebés recién nacidos es muy habitual por lo que no debe ser un motivo de preocupación, excepto en los casos anteriores. Con el tiempo podrás observar como los episodios de hipo en tu bebé se van reduciendo.

hipo en los bebés recién nacidos

En Liip queremos lo mejor para los padres e hijos, por eso te hablamos sobre los temas que más preocupan en la salud y el cuidado de tu bebé.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas