Coronavirus en bebés y niños

miércoles 11,
MARZO
2020
Coronavirus en bebés y niños

¿Cómo ayuda Liip Smart Monitor frente al Coronavirus?

El desconocimiento de la comunidad médica y científica sobre muchas particularidades del virus hace que debamos mostrarnos especialmente precavidos en las poblaciones de riesgo y que resulte fundamental detectar a tiempo los signos de mal pronóstico de forma precoz: fiebre alta, dificultad respiratoria y alteraciones en la frecuencia cardiaca.

Una de las principales características del virus es que genera un encharcamiento de los pulmones provocando falta de aire y por tanto dificultad respiratoria (disnea), que resulta difícil detectar por papás y mamás y mucho menos medir su evolución si no disponen de las herramientas adecuadas para conocer con precisión la salud y el bienestar del bebé. Uno de los mensajes más repetidos desde la pediatría a mamás y papás es no frustrarse por desconocer el estado del bebé ni mucho menos especular sobre su situación: siempre es preferible prevenir a dar por sentado que "yo sé cómo está mi bebé con solo mirarlo".

La dificultad respiratoria se refleja a nivel fisiológico en los niveles de oxígeno en sangre del bebé. El descenso de estos niveles de oxígeno junto con el ascenso de la fiebre son los principales signos de mal pronóstico del virus. Controlarlos para detectar a tiempo una mala evolución de los mismos resulta clave para actuar a tiempo.

Liip Smart Monitor es la primera pulsera inteligente del mundo que ayuda a los padres en el cuidado del bebé. Recientemente elegido como el mejor producto del mundo en seguridad infantil, la pulsera detecta de forma fiable y en tiempo real las constantes vitales implicadas en el bienestar y la salud del bebé: frecuencia cardiaca, oxígeno y temperatura, y una aplicación en el Smartphone/Tablet de los padres, llamada Liip Care, registra, interpreta y almacena la información, alertando solo en caso de detectar problemas que afecten a la salud del bebé, para proporcionar  el conocimiento más completo sobre su bienestar y salud, de forma cómoda, sin vulnerar la vida del bebé, y a través de una tecnología testada a nivel hospitalario.

La detección por Liip Smart Monitor de las constantes vitales que se ven afectadas por el virus COVID-19 en el bebé, como son el oxígeno, la frecuencia cardiaca y la temperatura, lo convierten en la herramienta más precisa para ayudar a papás y mamás en el cuidado y la prevención del bebé.

Liip Smart Monitor está disponible en España en tiendas de puericultura y farmacias.

Mientras la evolución sea de buen pronóstico y los síntomas estén controlados, la mejor manera de combatir el virus es liberar los hospitales de espacio para que pueda tratarse a los pacientes que presentan los peores diagnósticos, pues no va a haber camas para todos. En estos casos la clave reside en detectar desde casa cambios que puedan agravar los síntomas para actuar a tiempo.

La medición en tiempo real de las constantes vitales afectadas por el coronavirus hacen de Liip Smart Monitor una herramienta ampliamente recomendada. Además el seguimiento y control domiciliario por parte de los servicios sanitarios resulta clave en estos momentos. Las consultas telefónicas y online están colapsando las centralitas lo que dificulta la tarea de los profesionales.

Liip Smart Monitor pone a disposición de los usuarios la plataforma Connected Care, para uso en PC y Tablet, que almacena los datos y notificaciones recogidos por la pulsera para su visualización en gráficas detalladas que pueden mostrarse al pediatra. Esta información proporciona a la comunidad médica una herramienta de telemedicina sin precedentes para agilizar los diagnósticos y mejorar la atención y el seguimiento de los cuadros sintomáticos.

En el caso del Coronavirus conocer la evolución en las últimas horas de los niveles de oxígeno o la temperatura del bebé proporcionan una información sin parangón que de ningún otro modo podríamos disponer, reduciendo las visitas a urgencias y ayudando a familias y profesionales pediátricos a afrontar mejor esta crisis sanitaria sin precedentes que está viviendo el mundo. 

Hoy en día, 3 de cada 5 personas en todo el mundo lleva una pulsera de monitorización: Apple watch, FitBit, Garmin….pulseras que miden la frecuencia cardiaca y el movimiento y nos informan sobre aspectos tan banales como los pasos que damos, las escaleras que subimos o cómo dormimos.

Liip Smart Monitor es una pulsera de monitorización especializada en bebés y mucho más sofisticada y avanzada que cualquier pulsera de actividad para adultos. La detección fiable del oxígeno en sangre, la frecuencia cardíaca y la temperatura proporciona a los padres información completa sobre la respiración, el sueño o el confort térmico del bebé.

Dr. Sergio Negre Policarpo MD, PhD
Head of the Division of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. UPIQ. Quironsalud Valencia Hospital. Valencia. Spain.
I+D Wearables Inteligentes SL (WISL).

I+D European Sleep Care Institute.

Professor. Catholic University of Valencia - UCV. Valencia. Spain.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas