Cómo quitar el hipo a un bebé

miércoles 08,
MARZO
2017
Cómo quitar el hipo a un bebé

El hipo en recién nacidos es habitual debido a la inmadurez de su sistema nervioso y digestivo. Suele desaparecer pasados 10-15 minutos y no es señal de ninguna enfermedad. Aunque no supone un riesgo para el bebé, sabemos que es motivo de preocupación para los padres, pero ¿sabes cómo quitar el hipo a un bebé? te damos algunos consejos que te ayudarán.

Los bebés prematuros tienen más hipo que los bebés nacidos a término, así como los bebés recién nacidos tienen más hipo que los bebés de más de 6 meses de edad. Se produce con más frecuencia en lactantes y aunque prácticamente todos los bebés tendrán hipo alguna vez, es más habitual durante los primeros 6 meses de vida. No supone ningún riesgo para el bebé a no ser que dure más de 48 horas, en cuyo caso se deberá acudir al pediatra.

Los bebés pueden tener hipo incluso antes de nacer. Muchas mujeres se dan cuenta de que el bebé tiene hipo dentro del vientre al notar movimiento rítmicos cada poco tiempo. A partir del último trimestre del embarazo es cuando más lo percibe la madre.

¿Tu bebé tiene hipo con frecuencia? No existe una fórmula mágica para quitar el hipo al recién nacido. Pero si que se pueden seguir estas recomendaciones para que se produzca con menos asiduidad o que desaparezca lo antes posible.

  • El bebé puede tener hipo si traga aire mientras come. Se puede producir tanto si toma el pecho como si se alimenta con biberón. 
    • Si se le da pecho hay que asegurarse de que agarra bien el pezón. En caso de que tenga hipo hay que parar de amamantarlo durante un rato y continuar pasados unos minutos. 
    • Si se le da el biberón hay que comprobar que la tetina se ajusta al tamaño de su boca y está siempre llena de líquido para que no trague aire. 
  • El hipo también se puede producir si el bebé come muy rápido. Intenta no retrasar mucho su hora habitual de comer para que no coma con ansia y no le des toda la toma seguida. Es conveniente parar de vez en cuando para que el bebé expulse el aire y descanse. 
  • Un paso importante tras darle de comer al bebé es la eliminación del aire que pueda haber tragado. Para ello hay que colocar al recién nacido en posición vertical, facilitando la expulsión del aire.

quitar el hipo a un bebé recién nacido

  • Los cambios bruscos de temperatura también pueden favorecer que el recién nacido tenga hipo. Hay que evitar cambiarlo en lugares con corrientes de aire y llevar la ropa adecuada a cada época del año.
  • También hay que tener en cuenta la temperatura de la comida. No hay que darle al bebé comida muy caliente, por lo que se recomienda que la pruebes antes de dársela.
  • Una postura inadecuada al darle de comer es otro factor que puede favorecer la aparición del hipo. Hay que buscar la mejor posición al darle el pecho o el biberón para que trague la menor cantidad de aire y le siente bien la comida.
  • Otro aspecto importante para prevenir el hipo es no introducir en la dieta del bebé alimentos que no son apropiados para su edad y que pueden sentarle mal. Los alimentos se deben introducir poco a poco a medida que el bebé va creciendo y desarrollándose. 
  • También hay que evitar acostar al bebé antes de tiempo. Asegúrate que ha eructado al menos una vez para que no se sienta incomodo y pueda conciliar el sueño mejor.

Cómo quitar el hipo a un bebé

Aunque cada bebé es un mundo en lo que ataques de hipo se refiere, existen algunos remedios caseros y comunes a todos ellos que pueden ser bastante efectivos a la hora de eliminar el hipo del bebé que tanto nos preocupa.

  • Prueba a practicarle un masaje muy suave en su espalda recostándole lateralmente sobre uno de sus hombres. Este proceso ayudará a relajar su estómago y diafragma y ayudará a que expulse los gases acumulados.
  • Dale pequeños sorbos de agua a tu pequeño poniendo especial cuidado en que no trague aire.
  • Cambio postural: uno de los métodos que más ayudan a sincronizar el diafragma es el cambio de postura. Haz varias pruebas hasta cortar el hipo de tu bebé. 
  • Provócale el estornudo: si consigues hacer que tu bebé estornude es muy probable que le cortes el ritmo de su diafragma y logres pausar el hipo. Para ello prueba a hacerle cosquillas en la nariz.
  • Paciencia hasta el medio año: en caso de que no funcionen ninguno de los métodos anteriores, te recomendamos que te armes de paciencia para eliminar el hipo de tu bebé, ya que no es hasta el medio año de edad cuando su diafragma madura y la cantidad de veces por las que se ve afectado por el hipo se reduce considerablemente.

Qué no hacer para quitarle el hipo a un bebé

Lo que nunca hay que hacer para quitar el hipo a un recién nacido es tapar su nariz para que aguante la respiración. Así lo único que se puede conseguir es que el bebé llore.

Esperamos que estas pautas sobre cómo quitar el hipo a un recién nacido te sirvan de ayuda. En Liip queremos hacer más fácil a los padres el cuidado de su bebé, por lo que si tienes cualquier duda estaremos encantados de ayudarte.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete para recibir las últimas novedades

Comentarios

Entradas relacionadas